domingo, 8 de abril de 2012

TH:RCdT (Animatic)




+Tecnohormigas: Rescate de... 

Quieren oír sobre matematicas?


 -El corto tenía 44 escenas:

 -Eso quiere decir que completar cada paso de la producción con todas me llevaba 1 mes completo. Planeaba todo los primeros y veía el resultado hasta el primero del mes siguiente. (11 escenas x 4 semanas= 1 mes)

 -A los siete días de una semana tenía que quitarle uno para trabajar en mi TCU, y otro por el día que tenía revisión con quien tuviera de tutor (presas heredianas), o peleando por el derecho a tener uno y haciendo vueltas, ir al banco y así. Lo que me dejaba semanas de 5 días efectivos.

-Eso significaba que tenía que terminar 2 escenas diarias. A veces 3. Logicamente eso no se cumplía exactamente así. Sino que tal vez le dedicaba 3 días a una escena muy dificil, y luego reponía con escenas que con el animatic ya había planeado que tuvieran menos animación o que fueran más faciles de animar.
Aprendí un montón sobre animación limitada y producción en general. "Money shots" y etc. Y es vacilón porque cada vez que uno termina un corto quiere poner en practica todo lo nuevo que aprendió en el camino. Por lo general cuando estaba llegando a un valle donde comenzaba a tener mas tiempo para experimentar recibía una noticia de la u que volvía a poner en desorden todo el cronograma.

 -En la madrugada de los lunes (domingo en la noche) me reunía con Mariano para ver como ibamos con los fondos y nos agarrabamos filosofabamos amenamente sobre la dirección de la estetica y los tiempos de entrega hasta que alguno caía dormido.

-Y las semanas entre meses intentaba usarlas para alejarme un poco y ver como iba el trabajo. A veces tambien en esas semanas buscaba gente afuera de la u para pedirles la opinión. Andrea Morales, Memo Ramos, Dambro, Bryan (Grant) y Julián Astorga me acuerdo que en su momento me ayudaron un montón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada